Just another WordPress.com site

Reptiles y anfibios

 

Reptiles y Anfibios

Los reptiles son animales de piel escamosa, todos tienen cuatro patas, salvo las serpientes, que las perdió tras un largo proceso evolutivo. Son de sangre fria ya que no poseen mecanismos termoreguladores, como los mamíferos.

Por el contrario los anfibios poseen una piel bastante viscosa. Es el caso de los sapos que forman parte de esta familia. los anfibios son animales vertebrados que viven tanto en el agua como en la tierra, ya que se encuentran en un nivel intermedio entre los peces y los reptiles y se alimentan sobre todo de insectos.

Dragón de Komodo.

Pertenece a la familia de los varanos, lagartos que habitan en Australia, áreas tropicales y desérticas de de África, y desde Arabia hasta el sur de China y Malasia. Dependiendo de su tamaño, come insectos, aves, reptiles y sus huevos, mamíferos pequeños y carroña. Unos 5.000 varanos sobreviven en estado salvaje en seis pequeñas islas de Indonesia, entre las que se encuentra la de Komodo, a la que deben su nombre.

Iguana.

El carácter dócil, amistoso y tímido de este reptil lo ha convertido en una mascota de mucha popularidad. La iguana, cuyo hábitad natural está en las selvas tropicales de América, desde el sur de México hasta Paraguay y el sur de Brasil, también vive en varias islas del Caribe. No es una especie amenazada con extinguirse, pero su caza para comerla o comercializarla como mascota exótica ha hecho que su número disminuya en algunas zonas.

Ingiere todo tipo de alimentos. En estado salvaje, se alimenta de vegetales, hojas, flores y frutas; algunas veces también come invertebrados y pequeños vertebrados. En cautiverio, es recomendable alimentarla con vegetales como lechuga, espinaca, acelga y brócoli, más algunas frutas. 

Tortuga Acuática.

La mayoría de las tortugas acuáticas habitan en agua dulce ¿Las has visto en los acuarios de las tiendas de mascotas? Tienen las patas palmeadas y el caparazón plano y liviano para nadar mejor. Permanecen mucho tiempo en el agua, incluso hibernan allí durante semanas. ¿Cómo respiran? No hay problema, pues tienen muchas formas para hacerlo, no como nosotros, los humanos, que solo tenemos pulmones.

Esta tortuga, además de contar con pulmones, respira por la piel, el revestimiento de la garganta y por una apertura en la parte posterior del cuerpo.

Camaleón.

Su lengua es flexible y tan laga como el tamaño de su cuerpo e, incluso, más. La punta es muy pegajosa para, así, apresar al insecto que va a ser su almuerzo. Una vez que localiza su presa y está a una distancia adecuada, abre lentamente la boca y saca la lengua a una gran velocidad y precisión alcanzando su objetivo. Luego, con la misma rapidez, la enrolla de vuelta.

El camaleón cambia de color porque usa el camuflaje como método de defensa. Además, el color de su piel es reflejo de su estado de ánimo. Algunas especies, incluso, se ponen negras cuando están muy enojadas. Estos cambios de tonalidad se deben a la acción de hormonas que actúan sobre células pigmentarias especiales de la piel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: